Wiko presenta el I Estudio ”Generación Game Changer”

Wiko ha realizado el I Estudio “Generación Game Changer”, un informe demoscópico que analiza los hábitos y normas que han cambiado en los últimos años, tanto en rutinas y prácticas sociales, como en aspectos relacionados con la tecnología. De él se desprende que mientras que un 14% de los encuestados no puede esperar ni 24 h mientras su teléfono está siendo reparado, un 16% puede aguantar un solo día, porcentaje que crece hasta un 31% entre los que no pueden vivir sin su móvil más de 2 o 3 días por una reparación.

Las mujeres son quienes, con un 65%, más reclaman períodos de reparación menores de 3 días, superando en 7 puntos a los hombres que exigen estos mismos plazos.

Los millenials de entre 25 y 34 años se sitúan como el grupo de edad que exige los plazos de reparación más bajos.

Al segmentar los resultados del estudio por regiones, Navarra es, con un 22% de personas, la región que demanda más reparaciones en menos de 24 h. En el otro extremo, Galicia se sitúa como la región con el porcentaje más elevado de personas dispuestas a esperar más de una semana, con un 30%. Asimismo, los aragoneses se muestran como los menos dependientes de su terminal, ya que el 20% asegura poder aguantar sin el teléfono móvil el tiempo que sea necesario si este está siendo reparado, casi 5 puntos más que la media.

En este contexto, Wiko garantiza que, una vez ha recibido el terminal en su servicio de atención técnica (SAT), el plazo medio de reparación es inferior a 24 h.