Whirlpool y su compromiso con la eficiencia energética en sus electrodomésticos

El objetivo de Whirlpool se centra en mejorar la vida de los consumidores provocando el menor impacto ambiental posible en el uso de sus electrodomésticos. Para ello, en 2014 estableció cuatro objetivos globales de sostenibilidad: eficiencia energética, eficiencia del agua, cero residuos y transparencia material. A través de proyectos acelerados y sinergias de adquisición, la compañía superó los objetivos del 15% de eficiencia energética y del agua tres años antes.

Según Niccolò Pietrucci, director de marketing de Whirlpool España, “para Whirlpool la eficiencia energética es un compromiso diario” y, bajo este principio, “Whirlpool ha desarrollado productos con los más altos estándares de eficiencia energética”.

Un claro ejemplo son los lavavajillas con Power Clean, galardonados este año con el Producto del Año, y que cuentan con la etiqueta A+++ en muchos de sus modelos. Algunos de ellos, además, cuentan con la función Power Dry, que permite lavar y secar la vajilla en sólo una hora.

Estos lavavajillas incorporan también la tecnología EcoFriendly 6th Sense ™, que ofrece bajo consumo de agua y energía.