Recyclia gestiona más del 30% de los residuos eléctricos y electrónicos de España

La plataforma Recyclia, que agrupa a las cuatro fundaciones medioambientales Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Tragamóvil, ha crecido un 4,62% en empresas adheridas -fabricantes e importadores de equipos- durante el primer semestre de 2012. Concretamente, Recyclia aglutina hoy a 566 productores de aparatos eléctricos y electrónicos, mientras que el número de fabricantes importadores y distribuidores de pilas, baterías y acumuladores adheridos a Ecopilas ha crecido un 10,46%, pasando de 545 productores a 602 en este mismo período, con lo que representa más del 75% del sector en España.

En lo que respecta al volumen de residuos eléctricos y electrónicos gestionados, Recyclia ha crecido un 10,2% en ese periodo, pasando de las 6.644 toneladas del primer semestre de 2011 a las 7.325 del primer semestre de este año, lo que significa que más del 30% de los residuos eléctricos y electrónicos puestos en el mercado por las empresas inscritas en el Registro Nacional de Productores de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (23.855 toneladas) son gestionados por Recyclia, tanto en el entorno doméstico como en el profesional. Respecto a las pilas, se recogieron 1.531 toneladas durante el primer semestre de este año, lo que significa un crecimiento del 2,2% respecto a las 1.499 toneladas retiradas en igual período de 2011, lo que supone más del 34% de las pilas puestas en el mercado al año, muy por encima del 25% que exige la normativa europea y española. Igualmente, esta fundación creció un 41% en puntos de recogida en nuestro país, sumando actualmente 19.285, frente a los 13.665 del primer semestre de 2011.

Los responsables de Recyclia valoran la ocasión que presenta la transposición de la nueva Directiva RAEE al ordenamiento jurídico español, que debe estar lista antes del 14 de febrero de 2014, y que incorpora unos objetivos muy ambiciosos: frente a los actuales 4 kg por habitante y año, para 2016 deberán recogerse 45 de cada 100 toneladas de aparatos eléctricos y electrónicos puestos en el mercado de cada país miembro. Porcentaje que deberá aumentar en 2019 hasta el 65% de los RAEE puestos a la venta cada año o el 85% de los RAEE que se generen en cada país. La nueva directiva también aumenta el control y las sanciones por malas prácticas.