La falta de espacio logístico en Barcelona y Madrid amenaza el comercio electrónico

El auge del comercio electrónico ha disparado la contratación de espacios logísticos. En 2018, se contrataron 935.000 m2 en Madrid, un 2% más que en 2017 y un nuevo récord en el sector por segundo año consecutivo.

Tanto la Asociación de Promotores de Catalunya (APCE) como la consultora inmobiliaria Forcadell alertan de la poca disponibilidad de naves industriales en los lugares donde la demanda es más elevada, como Barcelona y Madrid.

“Si el crecimiento de las compras en línea sigue el ritmo de los últimos años, llegaremos a un punto en que no habrá suficiente espacio urbano y se producirá un colapso de los pedidos”, asegura el profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC Josep Maria Català.

Según un informe de Zetes, que cita la UOC, hoy en día las empresas líderes del mercado sólo tardan 20 minutos en preparar un encargo y garantizan una entrega completa en el primer intento. Ahora bien, una saturación de las entregas, pondría en jaque estos tiempos y obligaría a buscar soluciones alternativas.

El uso de macrodatos es una de estas posibles soluciones que se apuntan. Català asegura que “permitiría la especialización de los almacenes según el barrio donde estén y factores como la renta per cápita, el volumen comprado, el tiempo de reposición o los productos más demandados por zona, horas y tipo de comprador”. La colaboración entre empresas es otra de las posibles respuestas ante este posible colapso.