Fnac repasa la historia de la informática en su 25º aniversario

Fnac cumple 25 años y lo ha querido celebrar con un recorrido por la historia de la informática, desde los primeros ordenadores que eran un lujo para la mayoría de hogares españoles, hasta los dispositivos actuales dotados de las más avanzadas prestaciones.

El primer ordenador personal de España, según recuerda FNAC, llegó en los 80. Algunos dicen que de la mano de IBM con el IBM 5150, en 1981. Pesaba 12 kg, medía 15 cm de altura e incorporaba un monitor en blanco y negro de 30 cm. Tenía las mismas capacidades que una calculadora actual y ofrecía una memoria de 16 kibibytes (16 KiB), 50.000 veces inferior a los PC actuales.

En 1984, llegaron el ZX Spectrum y el Amstrad CPC, a un precio mucho más competitivo que el de su predecesor: 45.000 pesetas. A continuación, aterrizaron otros como el Commodore 64 y el MSX. Se conectaban a un televisor, y los juegos y programas se almacenaban en cintas de cassette. De hecho, principalmente se usaban para jugar.

Internet llegó a los hogares españoles durante la década de los 90 y sólo para unos privilegiados. Poco a poco fue ganando mercado y en 1996 comenzó a popularizarse. En 1999 ya teníamos ADSL.

En lo que respecta a los portátiles, estos comenzaron a venderse en España en 1987. Se cuenta que el primer portátil fue lanzado por Toshiba con su modelo T1100, a mediados de los 80. Pesaba 4 kg y superaba los 4.000 euros.

La creciente demanda puso las pilas a la industria, que se afanó por desarrollar modelos más ligeros y con mayor capacidad. Actualmente, es el concepto de ultramovilidad el que impera en el mercado.