El crecimiento de la venta online no supone menos compradores para las tiendas

Según el informe “Consumer Insights Survey 2019”, elaborado por PwC en 27 países a través de más de 21.000 encuestas a consumidores, 1.000 de ellas en España, el crecimiento de la venta online no amenaza con destruir las tiendas tradicionales, de hecho, es más bien al contrario.

En los últimos cuatro años, se ha duplicado la cifra de españoles que utilizan los canales de compra digitales al menos una vez a la semana, pasando del 7% al 20% de la población en el caso de los smartphones; del 8% al 15% en el de tablets; y del 15% al 25% en PC. Pero, en paralelo, también ha crecido la cantidad de personas que acuden a las tiendas físicas con esa misma periodicidad, pasando del 40% al 48% de los consumidores, según el estudio. La tendencia no es exclusiva de nuestro país, sino que se repite en todo el mundo, aunque cambiando ligeramente los porcentajes y con alguna peculiaridad.

En España, el principal dispositivo para comprar online sigue siendo el PC, mientras que en el resto del mundo es ya el teléfono.

De esto se desprende que los consumidores de todo el mundo quieren tener una experiencia integrada y multicanal al comprar.