El consumo de tele en abierto alcanza su dato histórico más bajo

Los espectadores españoles están cambiando su modo de ver la televisión. El porcentaje de consumo en abierto (TDT) ha alcanzado el nivel más bajo de su historia, debido al aumento de las suscripciones de pago, según los últimos datos disponibles en el portal CNMCData.

El total de abonados a la tele de pago a final del primer trimestre de 2018 era de 6,72 millones, con 137 mil abonados más respecto al trimestre anterior. Los ingresos de este tipo de televisión crecieron un 6% en este período, hasta alcanzar los 556,6 millones de euros. Sin embargo, la televisión en abierto obtuvo una facturación de 427,5 millones de euros, con un retroceso del 4,8%.

Los ingresos publicitarios, que incluyen publicidad convencional, patrocinios, televenta, telepromoción y emplazamientos de producto, sumaron 521,1 millones de euros (83,4 millones de radio y 437,7 millones de televisión). Los de televisión se desglosaron en 22,4 millones de euros en la modalidad de pago y 415,3 para la tele en abierto. Los dos principales grupos, Mediaset y Atresmedia, representaron el 85,1% del total de los ingresos publicitarios de televisión.

Por plataforma, el consumo de televisión, tanto en abierto como de pago, se repartió en un 76,6% para la TDT, el 2,8% para la televisión por satélite y el 20,6% para las plataformas de TV cable y TV IP.

El consumo promedio de televisión durante el trimestre se situó en cuatro horas por persona y día, siete minutos más que en el trimestre anterior.